domingo, 29 de abril de 2007

Fichas Bibliograficas(Salinas Morales Ma. del Carmen)

La discriminación de la mujer en el
mundo globalizado y en América
Latina. Un tema crucial para las
políticas públicas



Bernardo Kliksberg Asesor de la ONU, del BID.
Aspectos de la situación de la mujer
http://www.iigov.org/revista/?p=12_04
Fecha de consulta: 20 de abril del 2007

En relación a las grandes diferencias laborales con respecto equidad de género, que se viven en México por los bajos salarios que la mujer recibe en comparación con el hombre, hoy en día México no es la excepción ya que en el mundo existen también grandes diferencias laborales que discriminan a la mujer de tal forma que su integración en el trabajo se está haciendo con activas tendencias a formar parte de posiciones menores y a tener una gran presencia en la economía informal. Esto significa que casi la mitad de las mujeres que trabajaban en otros sectores distintos de la agricultura lo hacen en el sector informal en siete de 10 países de América Latina, y en cuatro países asiáticos. En dos de los países más poblados del mundo como India e Indonesia, el 90% de las mujeres que trabajan fuera de la agricultura lo hacen en la economía informal. Por lo que podemos observar que la mujer se ha ido concentrando en trabajos donde la mano de obra femenina es de menor calidad.
El rezago laboral femenino se ha ido deteriorando y la discriminación en materia de salarios sigue siendo muy activa. En la industria, en 27 de 39 países con datos disponibles, las remuneraciones de las mujeres son de un 20 a un 50% menores que las de los hombres. Así en países como E.U y suecia las 10 industrias que emplean el 71% de la mano de obra femenina activa, las mujeres en puestos de gerencia ganan menos que sus contrapartes masculinas y las diferencias aumentaron en 7 de 10 campos.
Todo esto solo nos viene a decir que la mujer sigue siendo el sexo vulnerable que sigue siendo discriminada por el hombre y que sus problemas de pobreza, desigualdad y exclusión que no han permitido que la mujer tenga las mismas oportunidades de crecimiento laboral en cualquier sector que esta se encuentre.
La mujer y el trabajo

Igualdad de oportunidades
http://www.latinsalud.com/articulos/00430.asp
Fecha de consulta: 20 de abril del 2007

Para poder ver hasta que punto otros organizaciones han observado y analizado cual es realmente la situación sobre la discriminación laboral que existe sobre la mujer es necesario saber cual es la perspectiva o preocupación que este tipo de organismos tiene sobre la inequidad laboral con respecto a la mujer, que nos van a ayudar a ver que organismos realmente se comprometen a ayudar a la mujer y como es que puede uno apoyarse. Organizaciones como la Organización Internacional del Trabajo centran todo su entorno en preocupaciones fundamentales como garantizar la igualdad de oportunidades y de trato en el acceso a la formación, el empleo, la promoción, la organización y la toma de decisiones, así como la igualdad de condiciones en términos de salario, beneficios, seguridad social, y servicios de bienestar cuya prestación esté vinculada con el empleo. Proteger a la trabajadora contra aquellas condiciones de trabajo que puedan entrañar riesgos para la maternidad. En cuanto a la primera de ellas, la mujer ha ganado en las últimas décadas muchísimo terreno en el mercado laboral, y muchas de ellas ocupan lugares gerenciales tanto en ámbitos públicos como privados.
Con respecto a lo antes mencionado, la mujer aún tienen muchos obstáculos que vencer y muchos de los trabajos siguen teniendo restricciones hacia las mujeres, lo que significa que organizaciones como la Organización Internacional del Trabajo tiene mucho por hacer y que a pesar de la lucha constante de años que ha tenido este tipo de organizaciones su compromiso con las mujeres respecto a la protección del empleo y no discriminación debe ser trabajado aún con más auge, ya que entre más pobladores hay en el mundo, más mujeres necesitan de ayuda para tener derecho a ocupar el mismo puesto de trabajo o un puesto equivalente con la misma remuneración al de los hombre con prestaciones justas y de consideraciones a las mujeres que necesitan a poyo durante la maternidad, las cual justifique los derechos que estas tiene de no ser discriminadas.

Mujer y trabajo en el siglo XX.

Empleo y desempleo.
Los sectores económicos a través de la mujer.
http://centros5.pntic.mec.es/ies.parque.de.lisboa/alumnos2001/txx.htm
Fecha de consulta: 20 de abril del 2007


Lo que realmente podemos observar sobre el desempleo que la mujer ha tenido que sufrir durante el siglo XX en muchos países incluidos México es que muchas de las mujeres que trabajaban en el campo durante 1970 habían emigrado a industrias en donde por la que se ve estas representaban una cuarta parte de trabajadoras en el sector industrial respecto a la población femenina que era del 46’3% dentro de la OCDE, y que para 1990 ha incrementado a 16.7%.
Es decir que el reparto por sexos de la población activa industrial, vemos que las mujeres han representado algo más de una quinta parte. En donde industrias como la de de transformación reúnen el mayor número de trabajadoras, manteniendo un lugar destacado el textil, vestido, alimentación, calzado y tabaco. Los puestos que suelen reservarse a las mujeres son los rutinarios, reiterativos, sedentarios, manuales más que mecanizados, con pocas responsabilidades y escasa posibilidades de promoción. Las trabajadoras presentan una vida profesional más discontinua y una formación más inadecuada, por las deficiencias de los sistemas educativos y las barreras que se mantienen para el acceso a ciertos aprendizajes. La aplicación de las nuevas tecnologías revolucionó la organización del trabajo.
Lo cual podemos decir que México no se queda atrás con respecto a las desigualdades que existen con las mujeres y que principales causas de las menores retribuciones percibidas por las mujeres son las barreras puestas a su promoción, el método de evaluación de empleos, las interrupciones que sufre su trabajo y los prejuicios sociales.



Pese a diferencias de género, es necesaria
la equidad: especialista

La mujer mexicana, víctima
de discriminación laboral y salarial
http://www.cimacnoticias.com/noticias/01dic/01121901.html
Fecha de consulta: 20 de abril del 2007

Otro análisis en el que podemos incurrir a observar sobre los graves problemas de discriminación que sufre la mujer por no tener trabajo, es que del 33% de de la Población económicamente activa, la segregación laboral y salarial de la mujer sigue siendo un factor que obstaculiza el avance de la mujer para poder destacar laboralmente. De tal manera que mujeres como la investigadora del Programa Universitario de Estudios de Género (PUEG), Jennifer Cooper, ha mencionado que es imposible que ambos sexos sean iguales en términos de identidad, pero la lucha es por las mismas oportunidades con respeto a la diferencia de género, lo cual representa una necesaria equidad. Pues realmente la mujer sufre discriminación porque aún cuando alcanza la misma productividad que el varón recibe trato y salario distintos.
El hecho de que los hombres y las mujeres sean diferentes no implica trato desigual en la fuente laboral, como sucede en la actualidad.
La discriminación en fuentes laborales en donde la mujer no necesita de grande esfuerzos laborales, aun no le es permitido ingresar, pues tal es el caso de limitantes como la como las ingenierías, en algunas ramas productivas como la petrolífera, no las solicitan las mujeres porque, de antemano, saben que no podrán acceder a esas fuentes laborales. El trato desigual está presente desde el momento de la contratación: debe estipularse el sexo del solicitante, lo que es ilegal; se toma en cuenta la apariencia desde la primera entrevista; no hay acceso a todas las áreas laborales; les cuesta mayor trabajo y tiempo lograr ascensos; y las condiciones y los salarios son distintos, por lo regular inferiores a los de los hombres.
El trato desigual está presente desde el momento de la contratación: debe estipularse el sexo del solicitante, lo que es ilegal; se toma en cuenta la apariencia desde la primera entrevista; no hay acceso a todas las áreas laborales; les cuesta mayor trabajo y tiempo lograr ascensos; y las condiciones y los salarios son distintos, por lo regular inferiores a los de los hombres. Es por estos y por muchas causas fundamentales la identidad y la sexualidad que la mujer no puede ingresar a trabajos de este tipo.



Conferencia Mujer y Trabajo
Informal en México

Rocío Mejía Flores Directora General
Fondo para el Desarrollo Social de la
Ciudad de México, UNAM.
Pag. 9 y 10
La Mujer en el Mercado de Trabajo
http://www.fondeso.df.gob.mx/doc_interes/pdf/Mujer.pdf
Fecha de consulta: 20 de abril del 2007

El trabajo de la mujer mexicana durante los años 1940 y 1970, lo que se puede observar es que hubo un crecimiento económico, que permitió a la mujer diversificarse en fuentes de empleo manteniendo la segregación laboral, lo cual permitió a la mujer concentrarse en sectores de servicios en salud y educación, como enfermeras, maestras y en la preparación de alimentos y otros servicios personales.
Pero tras esto podemos ver que existe todavía ocultas tareas económicas desempeñadas o sub registradas en las estadísticas, debido a la definición de las actividades económicas y las características de registro de los censos y las encuestas. Estas consideraciones se explican por los patrones culturales sobre la división del trabajo entre hombres y mujeres. Enfrentando múltiples obstáculos para insertarse en el mercado laboral, tales como su “obligación” con la maternidad y el cuidado de los hijos, así como las tareas del hogar. En general, se sostiene que a pesar de la mayor incorporación de las mujeres en algunas ocupaciones remuneradas, éstas siguen enfrentando situaciones de desventaja.
Todo esto es resultado de que la Inestabilidad laboral, jornadas de tiempo parcial, expansión del trabajo' a domicilio, pago por tareas a destajo y/o especificas y la carencia de prestaciones sociales.
La doble jornada de trabajo, que impide o dificulta a las mujeres tener participación en actividades de capacitación, recreación o participación política y sindical.
Ello está íntimamente relacionado con la ausencia de políticas sociales y servicios de apoyo, tales como acceso a guarderías y centros de atención infantil, comedores populares, etc. a si como también se registra constantemente la práctica de despido en caso de embarazo o la exigencia de certificado de ingravidez para acceder a un empleo. Que resulta una continua violación a sus derechos laborales. Las desigualdades mencionadas entre hombres y mujeres, aunadas a una compleja tradición de marginación de género, provocan una acumulación de desventajas para las mujeres que las hace más vulnerables a situaciones de pobreza y privación.
Atte: Ma. del Carmen Salinas Morales